Seleccionar página

mHealth

¿Y si te digo que haciendo una simple foto con flash puedes salvar la vida de tu hijo?

 

Dentro de tu bolsillo, aunque quizás no te habías dado cuenta, llevas una herramienta que puede servir para salvar vidas. Esa misma que estamos acostumbrados a utilizar cuandos nos aburrimos o que nos puede servir de utilidad para anti-socializarnos cuando estamos en grupo, el smartphone, también puede servir para detectar Retinoblastoma.

Dicho así, seguro que todavía no sabes muy bien de lo que estoy hablando, pero el Retinoblastoma es un cáncer que suele aparecer en los niños menores de cinco años, con más frecuencia entre aquellos que no superan los dos años. Es una enfermedad en la que se crean células cancerosas en la retina del ojo, un tejido que recubre el interior de la parte posterior del ojo. La clave para conseguir salvar vidas no es otra que conseguir detectarlo a tiempo, ¿y cómo puede el móvil ayudarnos con este objetivo? O mejor dicho, ¿cómo una campaña de marketing puede salvar vidas? bebe_smartphone

Antes de obtener la respuesta, hay que tener en cuenta que esta enfermedad presenta una peculiaridad que ayuda a su detección y, con ello, a poder salvar la vida de los niños. Y esta peculiaridad, es que la pupila del ojo se vuelve blanca cuando se ha tomado una foto con flash, y claro, recurriendo al marketing, hay muchas tácticas a las que se puede recurrir para utilizar el flash de la cámara. Y en este caso, la asociación Childhood Eye Cancer Trust ha recurrido a una acción convencional en la que se trata de concienciar a los padres para que vayan al especialista a revisar si sus hijos padecen este tipo de cáncer.

Pero no, si se tratara de una acción convencional no sería digna de aparecer en este blog, y se trata de una acción de marketing integrado, 360º, o como lo queráis llamar, llevada a cabo por la agencia británica Wunderman, en la que desde estos carteles tradicionales, se invita a a realizar una foto con flash para que puedan comprobar si el niño sufre esta enfermedad. De modo, que están educando a los padres para comprobar si sus hijos la padecen o no. Porque obviamente, no en todos los carteles está la misma imagen de forma con la que podemos identificar que niños padecen la enfermedad y cuáles no. Estos carteles tan especiales están situados en diferentes centros destinados al cuidado de los niños, como pediatrías, a lo largo de toda la geografía del Reino Unido.

Sin duda, una acción que no pasa desapercibida ante nuestros ojos

suscríbete

 

Pin It on Pinterest

Share This