¿Por qué mis clientes faltan al compromiso cuando me encargan un trabajo que les importa? (Aparentemente)

falta de compromiso

Compromiso = 1. Obligación contraída 2. Palabra dada ¿Dónde está el problema entonces?

Entiendo que en estas fechas la gente se lo toma todo con más calma y sosegadamente, es lo suyo. Y es que, para afrontar los nuevos retos que están por llegar, tanto profesionales como personales, es de obligada necesidad desconectar, tomarse unos días libres y dejar todo el ajetreo y bullicio que, a veces, nos impone nuestro trabajo. Aunque en Verano también se puede seguir trabajando sin tirarse de los pelos ¿eh?… Aun así, personalmente, hay algo que no llego a comprender. Por eso la razón de este post. Para poder vislumbrar luz al final del tunel gracias a vuestras impresiones “marketinianas”

 

Y la razón que me llevó a ponerme hoy frente al ordenador es una que me lleva rondando desde hace mucho la cabeza. Y no es otra que la falta de compromiso y seriedad de la gente cuando se trata de llevar su empresa o marca a un nivel superior. Os pondré en situación (seguro que much@s os habéis visto en las mismas) Resulta que hace ya… un mes y medio aproximadamente, varias personas me contactaron para elaborarles sus respectivos planes de comunicación (así llamo yo a los informes de objetivos y metodología a seguir en una estrategia de Marketing Online) ¡Perfecto! ¡Trabajo! Hasta ahí todo bien, genial. Con lo que me puse manos a la obra a realizarles dichos planes para sus diferentes empresas y proyectos. Pero…

 

enfado

Pero no contaba con la falta de compromiso y seriedad que traían detrás. ¡A ver! Como bien comentaba al principio, es comprensible que durante el Verano, y más si se encuentran de vacaciones (cosa que desconozco) la celeridad por responder no es algo que las personas tengan en cuenta. Pero a mí, en particular, me agobia mucho dejar sin respuesta a alguien que está pendiente de mi trabajo por mucho tiempo. Algo que brilla por su ausencia en muchas personas, por lo que veo.

 

Pues resulta que estas personas confiaron en TuRed para que sus empresas o marcas, sus proyectos de futuro, adquieran un nuevo y prometedor rumbo digital. Han puesto en mis manos contraseñas, logotipos, ideas, estrategias y todo tipo de información con la que elaborar los planes de comunicación y comenzar su andadura por el terreno del Marketing Online. Pero una vez hecho todo este (costoso) trabajo y entregarlo correctamente y a tiempo… ¡PUF! Se han esfumado.

 

La falta de compromiso y seriedad por parte de algunos clientes me abruma ¿A vosotros? Clic para tuitear

 

Y lo que me hace más gracia del asunto es que la prisa y urgencia que en un principio tenían por dejar zanjado el asunto de estos informes y la preparación de un presupuesto acorde a ellos, se ha diluido como tinta en agua cuando les toca responder. Y no es que nuestras tarifas sean desorbitadas, ¡ni mucho menos! De hecho, una de nuestras principales políticas es el bajo costo de nuestros trabajos (sin perder profesionalidad y rigor) para los pequeños emprendedores y PYMES que necesitan de nuestros servicios. No… No es la razón de que no den señales de vida… ¿Y cuál es? Ni idea.

 

He llegado a pensar en que necesitaban ese extenso trabajo que elaboré para ellos, con el fin de mostrarlo a sus jefes (o no) y llegar a algún tipo de conclusión en su estrategia digital antes del Verano. Pero de ahí a dejarte de brazos cruzados mientras esperas una llamada o un simple WhatsApp… No creo que cueste mucho ¿verdad?

 

De todas formas seguiré esperando esa incierta respuesta. Los trabajos que me encargaron ya fueron entregados y supongo que estar de relax en la playa les ayudará a tener las ideas más claras de cara al futuro de sus empresas o proyectos.

 

¿Y vosotr@s marketer@s? ¿Os habéis visto en esta situación alguna vez? ¿Vuestros “clientes” son igual de irresponsables?

 

¡Nos leemos!

banner suscripcion

Sobre Hugo Cotro

Yo siempre digo que si quieres un filete de ternera vayas a la carnicería a buscarlo, no a una oficina. Lo que viene a ser algo como... "Si quieres profesionalidad, busca a un profesional" El sector del Marketing Digital está repleto de nuevas promesas y expertos que pueden ayudar a mejorar la visibilidad de tu marca o empresa. Y en consecuencia, aumentar la posibilidad de obtener más beneficios. Pero... ¿Cuántos de ellos poseen ese carácter auténtico, genuino, apasionado y diferenciador que los convierte en excepcionales? Para descubrir a alguien con estas aptitudes, es imprescindible reconocerla y conocerla. Me llamo Hugo Cotro y soy profesional de Marketing Digital, Social Media y Copywriting. Llevo lidiando con este loco mundo de la comunicación online desde que esta se hizo eso... online. Ayudo a empresas, marcas y emprendedores a conseguir su objetivos por medio de estos canales. Otorgando el valor que necesitan para potenciar su visualización. Tal vez te pueda ayudar... ¡Seguro que te puedo ayudar! ¿Me das un toque?
Añadir a favoritos el permalink.

13 Comments

  1. iProu Creative ProjectsNo Gravatar

    En efecto, Hugo. Como bien dices muchos nos hemos visto en esta situación. Parece que además tenemos que tener un ojo clínico en este mundillo para saber ‘calar’ de antemano quién va en serio y quién marea. Pero claro, hay veces que nos ‘la cuelan’ los ves entusiasmados y luego ni responden a los mensajes y llamadas. Al menos, tú has cumplido por tu parte. También hablo de la relación con los clientes en mi post http://iprou.com/7-consejos-para-ser-un-buen-relaciones-publicas/ espero que te guste! aprovecho para felicitarte por tu trabajo y animarte a seguir así!!

    • ¡Gracias por tu comentario Alfred!

      La experiencia es un grado, y esa experiencia lleva a que generemos un sexto sentido para diferenciar a quien cumplirá de quien no. Pero es que me cabrea tanto que nos “toreen” de esa manera… que lo mínimo era escribir sobre ello. ¡Pero no tiremos la toalla compañero! ;)

  2. Estimado Hugo. Me he sentido tan identificada con tus palabras, que no puedo dejar de escribir un pequeño comentario. Como autònoma, emprendedora, “suicida laboral” como quieras llamarlo, te entiendo perfectamente. Me dedico a la Abogacía y subsistir en este sector ( imagino que al igual que el tuyo) con tanta competencia, hace que te devanes la sesera intentando ofrecer un servicio diferenciado. En mi caso, éso me lleva a jornadas laborales interminables, horarios adaptados 100% al cliente y precios más que ajustados, amén de dedicar las pocas horas libres que quedan, a intentar mejorar y ofrecer servicios nuevos, seguir diferenciándome y captando clientes. Por eso, cuando algún cliente “listillo” hace un ejercicio de “escapismo” como el que tú señalas, la cara de “pasmaos-tirando a psicòpatas” es de traca… Sin embargo, ello no nos lleva a desilusionarnos, sino a seguir con más fuerza aún si cabe. Así que ánimo; piensa que en todos los sectores suceden estas cosas. El truco está en… Keep going! Encantada de seguirte…y de que me sigas ;)

    • …la cara de “pasmaos-tirando a psicòpatas”… ¡jajajajaja! Me has matado con tal comentario María. Y no podía estar más de acuerdo contigo. También en eso de que la desilusión y tristeza por estas malas prácticas no es una opción. Hay que aprender, renovarse y seguir adelante. Solo así se diferencia a un PROFESIONAL (con mayúsculas) del que no lo es. Y sobre todo, es lo que demuestra pasión absoluta por nuestro trabajo.

      ¡Gracias por tu opinión!

  3. Querido amigo esto es el pan de cada dia en España. Seguramente estan buscando quién se lo hace mas barato a partir de tu trabajo.

  4. Estoy experimentando lo mismo pero desde la posición del cliente. OJO: no con Hugo (para los que leen), sino con profesionales de la construcción, reformas e interiorismo.

    Estoy convencido de que el motivo es la falta de valor que este tipo de personas le dan a su propia palabra. Yo es que a la mía propia le doy mucho peso y creo que si falto a ella me resto valor profesional ante los demás.

    Quizá, también parte del hecho de que tus clientes siempre estén en modo VENTA y piensan que vender es decir lo que cliente quiere escuchar. Lo cual les deja comprometidos con cosas que ni siquiera se han parado a analizar. Comportandosi igual con sus proveedores de servicios.

    Una gran pena, pero una gran realidad la falta de profesionales que hace falta en el la país.

    • ¡En efecto Jonathan! ¿Será que nosotros somos fieles a nuestros principios profesionales? Si nos comprometemos en llamar, atender o responder a un cliente o proveedor lo mínimo es cumplir ¿no? De la manera contraria lo único que haríamos sería dejar nuestra profesionalidad por los suelos… Y ya ni hablemos como personas.

      ¡Gracias por tu opinión amigo!

      • Así es. profesionalidad y seriedad ante todo.

        Tómate el tiempo dedicado como una experiencia ganada. Seguro que más adelante encontrarás clientes con necesidades y circunstancias muy parecidas a estos desaparecidos “clientes”. Para entonces tendrás mayor rapidez con tu propuesta.

        Suerte

  5. Uff, Hugo la palabra compromiso está en horas bajas. Pero no todos se la toman igual para sr justos ;)

    • Pues me gustaría que estuviera en horas altas María ¡jejejeje! Para mi, es una palabra con demasiada importancia como para tomársela a la ligera.

      ¡Gracias por tu opinión compi!

  6. José Manuel SanzNo Gravatar

    Buenos días Hugo.
    El caso que comentas creo que no es exclusivo de tu sector. En los proyectos de consultoría LOPD también ocurre.
    Todo va bien hasta que el cliente se da cuenta de que se trata de algo más que cumplimentar unos formularios.
    Cuando llega la hora de comprometerse, desarrollar políticas y compromisos y, sobre todo, cambiar la filosofía de trabajo de la organización, las caras cambian.
    Los plazos se alargan, los compromisos no se cumplen y toca ir detrás del cliente recordando que tiene “los deberes por entregar”.

    Mi trabajo me apasiona y llevo 15 años en el sector de la consultoría LOPD, pero me cansa el tener que ir recordando a la gente sus compromisos.

    En fin, no queda otra que seguir caminando.
    Saludos desde Gandia.

    • Efectivamente José Manuel. En casi todos los sectores (por no decir todos) se dan estos casos por parte de los clientes. Ojalá ciertas actitudes cambien y la gente comience a ser más consciente del trabajo y las horas invertidas que supone mantener un compromiso laboral.

      ¡Gracias por tu comentario!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *