Seleccionar página

Black-Hat-SEO

Search Engine Optimitation o, en español, optimización de las motores de búsqueda, o como es más conocido, SEO. Bajo este nombre se engloban todas aquellas acciones que podemos realizar en nuestra página web para facilitar a los buscadores que encuentren nuestra web. A cambio de preparar nuestra web para que a las famosas arañas de Google (que son las encargadas de inspeccionar la web) puedan acceder a todo nuestro contenido de una forma más sencilla, se nos va a ofrecer un lugar de privilegio, siempre y cuando el contenido de una búsqueda este relacionado con la temática de nuestra página web. Y claro, aparecer en los primeros resultados del motor de búsqueda que copa casi el 100% de las búsquedas, ¿es un buen premio?

En la actualidad hay que reconocer que se ha convertido en un premio codiciado, y de que la figura del SEO se haya posicionado como un perfil de valor dentro del marketing online. La intención de este post, es mostrarte que cuando surge un perfil tan demandado y el premio es algo que despierta interés a tanta gente, acaban apareciendo atajos para conseguirlo de un modo más rapido. ¿Qué fuerte, verdad? Pues como dice el dicho: “hecha la ley, hecha la trampa”. Y es aquí donde aparece una táctica conocida como Blackhat SEO.

¿Y cómo distinguimos si nos estan ofreciendo una técnica o la otra?, ¿qué tipo de estrategia debemos elegir? Pues esto se basa en la lógica del camino corto y del camino largo, las cosas que vienen rápido se acaban yendo a la misma velocidad. Los proyectos que se construyen piedra a piedra, sin prisa y asegurándose de los que los cimientos adecuados son los que más duran. ¿Qué pensáis vosotros?

blackhatSEO

Por lo tanto, la clave para llevar a cabo un buen SEO es basarse en una estrategia de contenidos a largo plazo. Si, de contenidos, porque por mucho tráfico que yo consiga atraer a un sitio si el contenido que ofrece no tiene ningún valor, ¿cuanto vas a tardar en irte? Un ejemplo del mundo offline, para que quede claro, sería buscar el mando de la televisión en la nevera, ¿tiene alguna lógica? No, pues Google es lo que trata de ofrecer a sus usuarios, un contenido que sea de interés para ellos, y para medir el interés se basa en los enlances entrantes y la tasa de rebote.

El número de enlaces que apuntan hacia un determinado sitio web es la cantidad de veces que se ha hablado de este en otras páginas, para calcularlo (a diferencia de tiempos anteriores) y darle un determinado peso, se valora más que haya pocos enlaces pero de calidad, es decir, del mismo sector o de influencers. En cuanto a la tasa de rebote hace referencia al número de usuarios que han entrado a nuestro sitio web y han visualizado sólo una página antes de abandonarla, y da igual que pase 30 segundos que 15 minutos, si esta es elevada se considera que el contenido no es de interés ya que, en caso contrario, los visitantes echarían un vistazo al resto del contenido. Otra métrica que esta aumentando su importancia es el tiempo de carga, porque cada vez en mayor medida nos conectamos mediante dispositivos móviles y, ¿quién va a esperar más de 30 segundos a qué se cargue una página pudiendo contestar inmediatamente un Whatsapp?

tasa de rebote

¿Y qué es lo que persigue el rey de los buscadores? Que tu sitio este optimizado para conseguir conversiones, y un buen número de las mismas a ti te interesa porque querrá decir que tus ingresos están aumentando. Por lo tanto, de esta forma, la satisfacción es mutua para todas las partes: el buscador lleva a sus usuarios al lugar que necesitan (y los tienes contentos), y a aquellos que reciben el tráfico estan contentos porque reciben tráfico de calidad y les ayuda a incrementar sus beneficios. ¿Es un buen negocio subirse al carro de la optimización, verdad?

Pero volviendo al camino rápido, es una estrategia a corto plazo para incrementar el tráfico de un sitio web a través de la notoriedad. ¿Pero que pasa? Que te has saltado alguno de los pasos que tenías que seguir, y eso al rey no le interesa, por lo que cuando se lleve a cabo una actualización de Algoritmo, se suele penalizar a los tramposos, los métodos que has utilizado ya no servirán y la consecuencia será que tu posicionamiento será el primero en verse perjudicado, y por ende, tu negocio. No es definitivo, pero si acabas siendo penalizado será muy difícil revertir la situación.

Entonces, ¿qué prefieres? ¿ir paso a paso o coger un atajo? En función de las respuesta que elijas sabrás que tipo de SEO es el que necesitas.

Y si quieres más ayuda, siempre puedes dirigirte al que más sabe de SEO.

suscríbete

Pin It on Pinterest

Share This